¡No me abandonaste, me liberaste!

¿Te has sentido sola aún teniendo pareja?

En el matrimonio, con el paso del tiempo la relación se puede llegar a deteriorar ya sea por repetir la misma rutina, aburrimiento, falta de interés del otro, etc.. Nos hace sentir una sensación de soledad y abandono lo que nos lleva a buscar una solución.

Tristemente si esa solución no se busca dentro del hogar, podemos llegar a cierto punto donde se comienza a ver a la pareja como un estorbo entonces es cuando empiezan los problemas (maltrato, abuso, infidelidad, humillaciones),  afectando a la parte más indefensa de la familia que son los hijos, si es que los hay.

A parte también comienza la lucha por querer salvar la relación y que todo vuelva a ser como antes, normalmente las mujeres son las que se tratan de luchar, lloran, sufren y piden por que regrese ese amor que se les está despojando.

Pero hay que pensar un poco ¿Qué es lo mejor? ¿Ir contra la corriente ó aceptar que todo está perdido?

Si escogemos ir contra la corriente es seguir en la lucha sin un adversario más que una misma, esta lucha debería ser de dos, el interés debe ser mutuo y claro que el deseo de salvar la relación debe ser de ambos.

Cuando la mujer trata de salvar la relación es cuando recibe más humillaciones y desprecios.

Y finalmente llega la separación, ya sea porque él se fue o tú decidiste dejarlo. Esa soledad que sufrió el alma ahora se vuelve física. Una mujer se queda con el sentimiento de ser abandonada.

¡Ve las cosas desde otra perspectiva! ¡Dale un giro de 90 grados y lo que vemos como abandono sería una liberación!  ¡Libre de esa persona que alguna vez te llego a gritar y maltratar!

Imagen cortesía de Bob Lowe / FreeDigitalPhotos.net

Aprende que si tu pareja te dejo y sientes este sentimiento de abandono, no debes de abandonarte a ti misma. Tú eres la persona más importante y es por ti que debes olvidar ese sentimiento de abandono

Eres una persona fuerte y no necesitas a nadie para sobrevivir, la vida debe de continuar y tú con ella.

*Imagen cortesía de Bob Lowe / FreeDigitalPhotos.net

You may also like...