¡Cuidado! Dormir poco puede afectar tu rostro

(Menos mal que dormir no cuesta nada)

Descansada

¿No estás durmiendo bien? A continuación te decimos por qué dormir poco afecta a tu piel.

Tu cuerpo y tu cerebro necesitan el sueño para nutrirse.

El sueño alimenta a tu cerebro, a tu cuerpo y a tu piel, y si no les das lo suficiente, estás negándoles nutrientes. “Durante un buen descanso nocturno, tu cuerpo trabaja para remover las células muertas en la sangre y en el cerebro, además de que limpia el camino para que se lleven a cabo nuevas sinapsis, de modo que las células muertas sean reemplazadas por nuevas”, explica la doctora Rebecca S. Robbins, investigadora en la Universidad de Cornell y autora del libro Sleep for Success!Duerme para triunfar!). Tu cerebro también se deshace de 60 por ciento más toxinas cuando duermes en cantidades adecuadas, añadió la doctora. Y todo esto te ayuda a sentirte liviana y fresca cuando te levantas, además de que piel se ve con mucho brillo.

Sacas de balance a tu piel; por eso se deshidrata, se pone roja y te salen erupciones de granitos.

La falta de sueño no solamente afecta negativamente a tu cuerpo, sino que también perjudica la humectación de tu piel, pues disminuye los niveles de hidratación y el pH de tu tez, razón por la cual luces menos joven y hasta más opaca.

Cuando los niveles de pH de tu piel se ven menguados, rompen el balance. Así, será imposible que produzcas la humectación que necesitas, y te resecarás. También puede provocar enrojecimientos o sacarte granitos. Por ello, el empleo de productos para el cuidado de la piel, que la mantengan en niveles un poquito ácidos, de forma que siga humectada y libre de bacterias, así como el monitoreo de la cantidad de sueño, son factores críticos en tus rutinas de belleza. Sin embargo, no te escapas de la necesidad de dormir, pues requieres alrededor de ocho horas de sueño, como bien apunta la doctora Robbins. Para saber exactamente cuánta cantidad necesita tu cuerpo en particular para funcionar al 100 por ciento, vete a la cama 15 minutos antes y sigue añadiendo 15 minutos hasta que te sientas completamente despierta todo el día.

 

Si no duermes bien, te salen ojeras.

Mientras tú estás soñando con tu hombre ideal, las células de tu cuerpo se regeneran, en especial las de la piel. Estar despierta hasta altas horas de la madrugada provoca que las venas se dilaten y entonces, al día siguiente, te veas en el espejo y te encuentres con un par de invasoras de tu rostro: las ojeras. Dormir lo suficiente mantiene todo operando como debería y ayuda a reducir las sombras negras o azules debajo de tus ojos. Si un día estás despierta toda la noche y, al día siguiente, necesitas ayuda para disminuir las ojeras, aplica una crema para el contorno de ojos hayas enfriado previamente en el refrigerador y que, de preferencia, contenga cafeína y extractos de té verde. Después disimula el tono oscuro de tu piel aplicando una base que empate perfectamente con tu tono de piel.  Es fundamental que no vayas a usar ningún tipo de  iluminador, pues no necesitas atraer la atención a la zona ocular. En lugar de eso, emplea un labial llamativo para que la atracción principal de tu rostro sean tus labios.

 

Beber en las horas en que normalmente estarías empezando a dormir implica que, esa noche, no entrarás en el periodo de sueño MOR.

Existen varias etapas de sueño, las primeras dos incluyen la duermevela, o como dice la canción, no estás ni dormida ni despierta. En la tercera etapa y la cuarta, ocurre el Movimiento Ocular Rápido (MOR) y ahí es cuando la regeneración celular ocurre. El alcohol es un inhibidor del MOR, es decir que consumir apenas dos tragos dentro de la primera hora y media de tu horario habitual de sueño, puede impedir que tu sistema funcione de manera óptima al día siguiente y, por lo tanto, esto afectará a tu piel, de modo que lucirá reseca y tu rostro parecerá hinchado.

 

Tienes el hábito de ver tus aparatos electrónicos en la noche y en la mañana luces agotada.

Es difícil negarse ante la tentación de actualizar el Facebook o de leer en tu tableta antes de dormir, pero el empleo de esos gadgets roba todo el brillo de tu piel para dárselo a la pantalla. En serio, te hace mucho más daño del que crees.

“Incluso si regulas el brillo de tu dispositivo, sigues expuesta al espectro de la luz del día, que es el color del sol”, asegura la Dra. Robbins. “Esto sigue estimulando y energizando tu sistema porque tu ritmo circadiano se encuentra justo atrás de tu ojo, el cual detecta esta luz y la interpreta como luz del sol. Esto impacta en tus niveles de menatonina, mismos que provocan que te mantengas despierta.” Si tienes que ver tu celular o tu tableta en la noche, puedes descargar aplicaciones que reducen la fatiga visual y equilibran el brillo de las pantallas. De todas formas, lo mejor que puedes hacer es dejar de usar tus aparatos electrónicos 90 minutos antes de irte a la cama. También te recomendamos que instales focos que te den poca cantidad de luz azul —la que emula la luz del día—en tu habitación. Esto te asegurará una buena sesión de sueño y garantizará mejoras en tu piel.

 

Tus sábanas están cobrándole factura a tu piel.

Si las sábanas con las que duermes son de pocos hilos y se sienten ásperas, podrían estar lastimando tu piel. ¿Cómo? Las telas duras generan fricción, por lo que la dermis se jala y se raspa un poco, lo cual contribuye a que aparezcan líneas de expresión y arrugas a lo largo del tiempo. Asimismo, el contacto de tu rostro sobre una funda de algodón, por ejemplo, podría generar erupciones de barritos. “Pasas hasta un tercio de tu vida durmiendo, así que es importante que el ambiente de tu habitación forme parte fundamental del cuidado de tu piel”, asegura la Dra. Robbins. Incluso si no quieres invertir en sábanas muy caras, ella recomienda que acudas con un proveedor de sábanas de lujo y adquieras incluso las de menor cantidad de hilos de algodón Pima, pues son mejores que las opciones más comunes que se venden en las tiendas departamentales. Son de mejor calidad y tu piel va a mantenerse a mantenerse suave por más tiempo. También te aconsejamos que compres dos fundas para almohada de seda 100 pura.

 

Quizá hasta te salgan bolsas debajo de los ojos.

Si duermes boca abajo, puedes acumular líquido debajo de los ojos durante la noche, lo cual provocará tanta hinchazón que no vas a quererte levantar. Puedes combatir esto con un antifaz grueso para dormir, que te ayudará a mantener la cabeza más alta de manera que el líquido fluya hacia el cuerpo en vez de que se almacene bajo tus ojos. Si estás leyendo esto y ya tienes acumulación de agua debajo de los ojos, toma dos bolsas de té verde empapadas y ponlas sobre la zona afectada por cinco minutos. Eso ayudará a reducir la hinchazón.

 

El estrés más la falta de sueño generan piel igualmente estresada que no tiene empacho en mostrar su estado. 

Tu piel es una ventana a lo que ocurre en tu cuerpo, así que si no estás durmiendo y tu sistema no funciona adecuadamente, vas a notar las consecuencias en tu cara, como ya lo hablamos a lo largo del artículo. En caso de que te sientas estresada, la Dra. Robbins recomienda que te ejercites y, si te es posible, que lo hagas entre las 17:00 y las 19:00 horas. En general, hacer ejercicio libera endorfinas (sustancias que mejoran el ánimo) que contribuyen a liberar el estrés, pero ejercitarse en este rango de tiempo específico, sin importar el lugar, te ayuda a mejorar la calidad de tu sueño, porque si estás menos estresado incluso te sentirás más cansada y más lista para dormir.

Si por una u otra razón no puedes hacer del ejercicio un ritual para dormir, entonces te recomendamos que conviertas tu rutina de cuidado de la piel en tu ritual. Puedes respirar profundo mientras te desmaquillas y aplicas una crema nocturna tranquilizadora. También puedes hacer una pequeña meditación, que te ayude a dormir más rápidamente, pues reducirás los niveles de estrés y calmarás tu ritmo. Otra cosa que puedes hacer es escribir mensajes de agradecimiento, pues estar agradecido contribuye a desestresarte.​

 

Con información tomada de: http://www.cosmopolitan.com/style-beauty/beauty/advice/a42908/ways-sleep-can-mess-with-your-face/

You may also like...