¿Acaso estoy saboteando mi relación amorosa?

A veces sin darnos cuenta dañamos nuestra vida amorosa, pero para que no nos pase, reflexiona acerca de los siguientes puntos y asegúrate que no los estés cometiendo, de lo contrario busca la manera de salir de ellos.

Ser insegura

Deja se sentirte “poca cosa” y fortalece tu amor propio. Hay momentos en los que llegamos a pensar que no merecemos a esa persona por razones diferentes a nosotros mismos.

El tener confianza en uno mismo es necesario para que una relación funcione y al mismo tiempo te hacer ver sexy.

Hacerte la que no te importa

Los celos son un problemas pero es mucho peor hacerte la desinteresada. ¿Acaso esta mal enamorarnos?¿Que no es eso lo que al final estamos buscando?

No pierdas la oportunidad de decirle a tu pareja las ganas que tienes de verlo, que lo quieres, que quieres besarlo,etc.

Pensar de más cada movimiento

Pensamos que todo es tan significativo que nos sentimos incómodas con ciertas situaciones (mensajes de texto, actos, gestos,etc.)

Solemos imaginar cosas que en realidad no son:

¿Porqué me respondió esto?, ¿qué habrá querido decir?

No todo lo que tu pareja dice lleva un mensaje encubierto. No te compliques demasiado.

Compararte con sus ex

¡Error fatal! No revivas a esos fantasmas, ya todo es parte del pasado o en algunos casos forman parte del presente (claro que es posible mantener una relación de amistad con algún ex).

Tal vez sea un poco más difícil sacarlo de tu cabeza ya que esta presente en posts de Facebook o tweets, pero es necesario que lo hagas por tu propio bien.

Morir de celos

Algunos hombres son infieles, pero no quiere decir que todos serán iguales. Puede que te hayan engañado en el pasado pero no quiere decir que la historia tiene que repetirse.

El sentir celos aleja a tu pareja en vez de acercarla. Recuerda que esa persona te escogió a ti, solo a ti y nadie más.

You may also like...